Experiencias...


Recuerdo que alguna vez, en un hotel de mala muerte en una ciudad de aun peor mala muerte, estando yo a medio camino entre la vigilia y el abrazo de Morfeo... estando en la cama de la habitación, la televisión que se encontraba apagada... de repente se encendió.

Valga esta anécdota para ejemplificar algunas de las cosas, de las que he sido protagonista o testigo a lo largo de mi vida. Y es que mi existencia ha transcurrido en un devenir de actos, que para la mayoría de gente les resultarían oscuros, raros o bizarros; sin embargo, es parte de mi historia.

Sé que les importa un comino los sucesos paranormales que me puedan suceder, la cuestión es que sepan comprender que hay muchas cosas más en esta vida que lo que aparentemente sucede. De hecho, les digo muy en serio:

Si pudieran ver las cosas que de verdad suceden a su alrededor, se aterrarían. 

Sigan con sus vidas banales. Besitos...

Con la tecnología de Blogger.